Los escenarios municipales de Málaga registraron en el curso pasado un nuevo incremento de su tasa de ocupación, que se sitúa ya en el 74,9 % del aforo disponible


Los teatros municipales de Málaga congregaron a casi 202.000 espectadores en la Temporada 2017-18, una importante cifra de asistencia que constata que el proceso de fidelización del público está dando resultados. Ello queda certificado por el paulatino incremento de la tasa de ocupación, que se sitúa ya en el 74,9 por ciento de las butacas disponibles, y por los éxitos de público y crítica de los festivales de Teatro, Jazz y Terral, del Ciclo de Danza y de la Temporada Lírica, con varios récords de espectadores incluidos.

Ejemplo patente de este impulso es la mejora cualitativa y cuantitativa del Festival de Verano Terral, que congregó en sus diez conciertos en el Cervantes a 6.222 personas, que ocuparon el 77,2 % de las 8.056 plazas ofertadas. Por su parte, el 35 Festival de Teatro alcanzó el segundo mejor dato de su historia superando los 22.000 espectadores, un 14 % más que en la anterior edición. También recogió excelentes frutos el 31 Festival Internacional de Jazz, que batió todos sus récords de asistentes en sala (5.140) y de tasa de ocupación (más del 85 %).

La Temporada 2017-18 contempló la consolidación del proyecto de producción propia Factoría Echegaray, en cuya segunda temporada potenció su faceta educativa en la rama Factoría Formación con la colaboración de la Escuela Superior de Arte Dramático de Málaga y se abrió a la experimentación con Factoría Innovación, en este caso conjuntamente con el Teatro Cánovas. En total asistieron 8.334 espectadores a los 146 pases programados. Factoría Echegaray, uno de los proyectos nucleares de los teatros municipales, continuará en la Temporada 2018-19 potenciando el tejido escénico local y buscando nuevas miradas.

La presentación al público del telón de boca de Bernardo Ferrándiz una vez culminada su restauración sirvió como apertura de la 29 Temporada Lírica del Teatro Cervantes. El acto coincidió con el ensayo general de una ambiciosa producción de Turandot que agotó rápidamente el papel. Così fan tutte y Rigoletto completaron el cartel operístico, que junto al Festival Internacional de Música de Cámara Málaga Clásica y a la Temporada de Abono de la Orquesta Filarmónica de Málaga constituye el eje de la programación de los teatros municipales dedicada a las músicas llamadas ‘clásicas’.

Foto: Jorge Drexler / Daniel Pérez – Teatro Cervantes

Artículos similares

Deja un comentario