Formados en 2006, el punto de inflexión para Rufus T. Firefly llegó con la publicación en 2014 de su tercer trabajo, Nueve. Fue un año crucial en el que la banda de Aranjuez, liderada por Víctor Cabezuelo y Julia Martín-Maestro, se sumó al cartel de diversos festivales —especialmente significativa fue la actuación sorpresa en el Sonorama de 2015— y abrió los conciertos de Vetusta Morla durante la gira de La deriva. A comienzos de este año editaban su cuarta referencia, Magnolia, un disco producido por el propio Cabezuelo junto a Manuel Cabezalí, integrante de Havalina que ha colaborado con La Bien Querida, Maga, Zahara o Christina Rosenvinge, entre muchos otros nombres.

Magnolia es un artefacto caleidoscópico que se alza como un robusto alegato en defensa del arte, del amor, de la naturaleza. Su rock, urdido entre múltiples texturas y atmósferas, es coloreado por una psicodelia que bebe de las fuentes primigenias del género —la sombra de Syd Barrett, por citar una figura indiscutible, se alarga hasta alcanzar la fotografía del grupo sobre el escenario— pero también de sustanciales propuestas del presente siglo como Radiohead o Tame Impala. Tsukamori, Pulp Fiction, los ocho minutos de la homónima Magnolia o Rio Wolf, en donde se acuerdan de Jeff Buckley, son canciones que ayudan a perfilar un álbum que presentarán el próximo viernes 20 de octubre en la Sala La Trinchera a partir de las 21:30 horas. Antes de ellos comparecerán Vúfalo, formación granadina que lanzó la pasada primavera Historias del Espacio-Tiempo a través de GOZZ Records.

Las entradas tienen un precio de 12 euros (15 euros en taquilla), y se pueden conseguir en Correos, The Place (C/ Córdoba), Superskunk (C/ Granada) o Kingocio.

Foto: Iris Banegas.

Artículos similares

Deja un comentario