Tras casi un millar de conciertos y más de un centenar de jam sessions, entre otras propuestas, The Clarence Jazz Club cierra sus puertas. Javier Salinas, propietario del local junto a su hermano José Alberto, lo ha anunciado hace unas horas a través de la página de Facebook de la sala. El motivo, según explica, ha sido la imposibilidad de renovar el alquiler del espacio, que vencía el pasado viernes 31 de agosto.

Situado en el número 5 de la calle Cañón, donde anteriormente se ubicaba La Botica, el club nacía a finales de 2013 con la intención de ofrecer una programación principalmente de jazz aunque atendiendo a otros géneros como el blues, el soul o el funk. El nombre del recinto rendía tributo a Clarence Clemons, The Big Man, el célebre saxofonista de la E Street Band de Bruce Springsteen fallecido en 2011. Su clausura se une este año a la del Onda Pasadena y a la de la Sala Velvet, que resurgía poco después en la calle Convalecientes pero, de momento, sin una programación con música en directo.

Foto: The Clarence Jazz Club

Artículos similares

Deja un comentario