La gira Mediterráneo da capo de Serrat llega al Auditorio Municipal Cortijo de Torres el próximo sábado 29 de septiembre


Hay un viejo proverbio catalán que resume en un pispás la epopeya de Ulises en La Odisea de Homero: “roda el món i torna al Born”, que viene a decir, por lo visto, “gira el mundo y vuelve al Borne”, uno de los principales y más antiguos mercados de abastos de Barcelona situado en el barrio del mismo nombre. El dicho lo utiliza ahora Joan Manuel Serrat para recapitular, en lo que sería un escueto tuit, las distintas etapas de su propia aventura, de su vida; tras recorrer caminos, vagabundear, cruzar fronteras y toparse con otras realidades, el héroe regresa finalmente a casa con la mochila, que diría Arturo Pérez-Reverte, atiborrada de enseñanzas.

Todo esto viene al caso porque en este 2018 su octavo disco, el popular Mediterráneo, cumple 47 años. Y no ha querido su autor, con 74 primaveras en su haber, esperar, según cuenta, a celebrar la cifra redonda que supondría el medio siglo transcurrido desde su edición en 1971; ha preferido ser prudente y anticipar los acontecimientos. Así que el pasado 22 de abril inauguró en Roquetas de Mar un extenso tour por nuestro país —y con parada en el Olympia de París— que dará el salto a Chile y Argentina a partir de octubre. El espectáculo recibe el nombre de Mediterráneo da capo; un término musical italiano, da capo, que literalmente significa ‘desde la cabeza’, ‘desde el principio’. Las actuaciones, y aquí viene el spoiler, dan comienzo con un repaso desordenado a las diez canciones que componen el álbum para, en una segunda parte, transitar por una selección de su dilatado repertorio y “alguna sorpresa musical de nuevo cuño”. Sobre el escenario le acompañará un sexteto integrado por David Palau (guitarra), Tomás Merlo (bajo), Vicente Climent (batería), Ricard Miralles (piano), Josep Mas Kitflus (teclados) y Uxia Amargós (viola).

La gira tenía previsto recalar en Málaga por partida doble, pero el primer concierto, programado dentro del festival Starlite de Marbella, tuvo que suspenderse debido a una disfonía por laringitis aguda que mantuvo la voz del cantautor en reposo durante dos semanas. La segunda cita, para la que aún quedan algunas entradas, continúa adelante y tendrá lugar el próximo sábado 29 de septiembre en el Auditorio Municipal Cortijo de Torres a partir de las diez de la noche. Cerca del Mediterráneo, claro.

Artículos similares

Deja un comentario