El elenco de 'Baleia 2.0', en una imagen promocional. Daniel Pérez / Factoría Echegaray

Factoría Echegaray estrena el próximo martes 13 de julio Baleia 2.0, un alegato contra la cosificación de la mujer, que viene impuesta por un modelo patriarcal de belleza, y a la vez una denuncia del vertedero marino. La directora, coreógrafa y dramaturga Olga Magaña y el también coautor de la pieza y ayudante de dirección, Javier Viana, firman un montaje muy innovador en el plano formal y de considerable carga crítica. El octavo y último montaje de la quinta temporada de Factoría Echegaray se ha concebido, en palabras de su directora, como una «epifanía» o llamada de auxilio que invita a despertar del letargo de una sociedad que está acabando con la biodiversidad.

Olga Magaña comparte escenario en Baleia 2.0 con las intérpretes Adriana Rogan, Tania Santiago y Rocío García en los doce pases de la obra, agendados entre el 13 y el 25 de julio en el Teatro Echegaray. Allí se verá una pieza que utiliza los mimbres de la danza, el teatro físico, el gestual y el textual para hablar de crisis medioambiental, de sostenibilidad, de modelos de mujer acuñados por la sociedad de consumo y del peso del patriarcado.

Magaña, coreógrafa, bailarina y directora almeriense afincada en Málaga, ha ideado una pieza que enlaza la problemática de los plásticos arrojados al mar con un patriarcado que plastifica y cosifica a las mujeres. Para la puesta en escena ha contado con un elenco para el que ha buscado cuerpos no ‘convencionales’ (en el sentido que marca nuestra sociedad heteropatriarcal) e intérpretes de experiencias diversas. La actriz y cantante Adriana Rogan y las bailarinas Tania Santiago y Rocío García son las escogidas para acompañarla en la puesta en escena.

La obra que produce Factoría Echegaray nace de vertebrar otro proyecto en gestación, Baleia (ballena en portugués), una pieza cosida con dos hilos principales: el vertedero marino, el mayor y más descontrolado basurero del planeta, y la tiranía de un modelo patriarcal de belleza que contrapone a ‘ballenas’ y ‘sirenas’, y todo ello con el pespunte de una reflexión sobre el impacto de la industria textil en el medio ambiente. Olga Magaña firma la coreografía y la dirección y se reparte la autoría de la dramaturgia con Javier Viana, que también es responsable de la concepción del espacio sonoro y ayudante de dirección de la obra. Alejandro Lévar y Rocío García han compuesto la música de Baleia 2.0 (con producción musical del primero), Azael Ferrer ha realizado el diseño de iluminación y Dita Segura concibió la escenografía y el vestuario.

Baleia 2.0 contará con funciones a las 20:30 horas de martes a domingo entre el 13 y el 25 de julio a un precio único de 15 €, con 2×1 en los pases de martes, miércoles y jueves. Información y venta de entradas en la web del Teatro Echegaray.