Rosalía, durante su actuación en Córdoba. Málaga de Cultura

Rosalía protagonizó el pasado sábado 15 de junio un multudinario concierto en la Plaza de Toros Los Califas de Córdoba dentro de una nueva edición de La Noche Blanca del Flamenco, evento que contó también con las actuaciones gratuitas en distintos puntos de la ciudad de Remedios Amaya, el Ballet Flamenco de Andalucía, Esperanza Fernández Rosario ‘La Tremendita’.

En la hora y cuarto que estuvo sobre el escenario, la cantante de San Esteban de Sasroviras ofreció un repertorio basado en su segundo álbum, El mal querer, escoltada por bailarinas, coristas, palmeros y El Guincho, figura esencial a la hora de trasladar las bases y percusiones del estudio al directo. No faltaron, pues, Pienso en tu mirá —con la que abrió la velada—, Que no salga la luna, De aquí no sales, Bagdag o Malamente. Sonaron igualmente Brillo, Con altura Aute cuture —recientes éxitos que conjugan el reguetón, la música urbana y el rhythm and blues— junto a un puñaíto de versiones con enjundia: cayeron Volver —el inmortal tango de Gardel—, fragmentos del Te estoy amando locamente de Las Grecas y una estremecedora Catalina, incluida en su primer disco, que sirvió para saludar a Manuel Vallejo prácticamente a capela.